La digitalización y la revolución industrial 4.0 están transformando de forma radical los hábitos de consumo y la dinámica de los negocios, donde las nuevas tecnologías están teniendo un papel revolucionario y transformador en todos los niveles de la sociedad.

Este proceso ha sufrido un extraordinario avance en las últimas semanas a causa de la crisis sanitaria y económica provocada por el Covid19 y ha puesto en evidencia las carencias que en este sentido todavía presentan una gran parte de nuestras empresas.

Tecnologías innovadoras como la inteligencia artificial, el big data, la robótica, la realidad virtual, la gamificación, etc, generan nuevas formas de comunicar y de conectar con los diferentes actores que intervienen en todos los ámbitos y, de manera significativa, lo hacen en los procesos de generación de valor, modificándolos como nunca antes había ocurrido. Las posibilidades de aplicación en todos los ámbitos empresariales y comerciales son cada vez más extraordinarias.

De este proceso de transformación en el que estamos inmersos se puede afirmar que:

– El empleo en los próximos años será generado por empresas que utilicen tecnologías nuevas y por trabajos que no existen en la actualidad.

– Las tareas rutinarias y las que no requieren contacto personal están siendo resueltas con las nuevas herramientas de la revolución digital.

– Hay una tendencia hacia la subcontratación y fraccionamiento de la producción, centrando las empresas sus esfuerzos en el “core” de sus negocios.

– El “trabajo colectivo” (“crowdworking”) también está en auge por poner en contacto de forma eficaz a clientes y proveedores sin pasar por ninguna empresa estructurada.

En resumen, el mundo empresarial ha de afrontar una gran transformación.

En este contexto contamos con un proyecto gratuito aprobado por la Fundación Incyde y Cámara de Comercio de Oviedo y que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Oviedo, a través del cual se podrá trabajar en Oviedo con 60 Pymes y emprendedores para ayudarles en este proceso de transformación.

Los pequeños empresarios y/o autónomos son los que más están notando el empuje de la globalización. Por ello cada día un mayor número de empresas apuestan por la innovación para adaptarse a una economía cada vez más competitiva. Los principales objetivos perseguidos por este proyecto son:

  • Contribuir a la transformación digital de Pymes y emprendedores, con el desarrollo de un conjunto de actividades (seminarios, consultorías individuales y sesiones formativas), adaptadas siempre a las necesidades detectadas de cada participante.
  • Impartir 3 programas de consultoría y formación dirigidos a 20 participantes cada uno (60 participantes en total).
  • Realizar una actividad de acompañamiento empresarial (una vez finalizados los programas), destinando una bolsa de horas a consultoría y mentorización.

Los programas contarán con los siguientes bloques:

  • Introducción y consultoría inicial
  • Transformación digital: lenguaje digital y tecnología
  • Marketing digital
  • Creatividad, innovación y experiencia de usuario
  • Finanzas Fintech
  • Legal
  • Plan de negocio y empleabilidad
hacia arriba